Protocolo de emergencia

Este es uno de los apartados más importantes que encontraréis en la web, ya que te explicamos todos los pasos a seguir en caso de emergencia. Desde la organización de la ROTOR Big Race velamos por la seguridad de todos los participantes.
Todo el recorrido de la ROTOR Big Race estará cubierto por voluntarios y por personal cualificado para velar por la seguridad de cada participante; miembros de protección civil, médicos, y ambulancias básicas y de soporte vital avanzado (UVI).

No obstante, queremos que cada participante sea prudente a la hora de desenvolverse en la maratón, ya sea en la modalidad de marcha o en la competición. Para ello, os queremos pedir prudencia y recordaros que muchos de los participantes emplearán más de cuatro horas en completar la carrera. 

- Conoced vuestros propios límites. Tanto vuestro estado físico, para reservar fuerzas, como la destreza en las bajadas. No pasa nada por pasar un tramo a pie y perder 10 segundos, queda mucha carrera. Lo importante es terminar este reto.

- Bebed líquido (no os dejéis engañar por las bajas temperaturas que os podéis encontrar) y cuidad la alimentación. Habrá varios avituallamientos durante el recorrido, pero no está de más que llevéis alguna barrita energética o vuestros geles preferidos.
Habilitaremos un número de telefóno para situaciones de emergencia, que irá impreso en el dorsal de cada participante. Es importante que sólo se utilice en estos casos, ya que una llamada a este teléfono activará todo el protocolo de emergencias para efectuar el rescate del participante herido. Si no dispones de teléfono móvil, no dudes en alertar a otro participante para que pueda realizar la llamada por ti.
Si hay un participante tumbado en estado grave es muy importante no moverlo, ni darle agua. Trataremos de abrigarlo lo máximo posible hasta que lleguen los equipos de emergencia.
Queremos que terminéis la prueba sanos y salvos, sin percances, y que podáis volver a casa con un fantástico sabor de boca.